LA BUENA MUERTE

Autor
MANSILLA, MIGUEL ANGEL
En stock
SKU
289668

Precio internet

$20.121

Precio tienda

21.180
El pentecostalismo resignificó la muerte y les quitó a los muertos todo poder sobre los vivos. Una vez que los muertos pentecostales viajan al cielo, no solo no tienen poder para venir a la tierra, sino que, junto con ello, el cielo fue presentado como un espacio tan maravilloso, que los muertos no quieren volver; y si a esto se le suma que la vida terrena era mortífera, ¿para qué un muerto querría volver a la tierra? Todo lo contrario: los vivos quieren ir al reencuentro de los adelantados. Por ello, los espacios del moribundo y los ritos funerarios eran muy activos y con culto propio, porque no solo es el último adiós, sino también el último contacto entre vivo-moribundo-muerto. Después, ni siquiera el cementerio será un lugar visitado por los pentecostales y evangélicos en general, como hacen con frecuencia los católicos. Los muertos pentecostales mueren y viven felices para siempre en el cielo. Por otro lado está el infierno, que evoca los sufrimientos y los dolores de la tierra, porque para el pobre, el oprimido y el explotado, la tierra es infernal. Las representaciones horrendas del infierno se observan en la sociedad. El abajo no tiene que ver con las condiciones morales, sino más bien económicas y sociales: cuanto más abajo está el ser humano en la jerarquía social, su espacio social más se asemeja al infierno: pobreza, miseria, opresión, hambre o violencia que atormentan al ser humano. ¡Pero mientras hay vida hay esperanza! No obstante el infierno pos mortuorio, es la horrenda expectación, ya que es eterno, pero al ser el destino de los opresores y explotadores de la tierra, viene a ser el consuelo de los explotados y oprimidos.
Más Información
Nombre de producto LA BUENA MUERTE
Autor MANSILLA, MIGUEL ANGEL
ISBN 9560103482
Editorial RIL EDITORES
Escriba su opinión
Esta opinando sobre:LA BUENA MUERTE
Su calificación
;